AkzoNobel, con el aliento en la nuca

Una milla escasa separa a MAPFRE, Dongfeng y Brunel mientras AkzoNobel adelanta al Scallywag en el liderato de la Etapa 6

Leg 6 to Auckland, day 07 on board AkzoNobel . 13 February, 2018.



Los Volvo Ocean 65 han aportado igualdad a la flota de la Volvo Ocean Race, de eso ya no cabe ninguna duda, pero lo que estamos viviendo en esta sexta etapa de la edición 2017-18 es francamente excepcional.

Los grandes favoritos de la general marchan prácticamente lanzándose el aliento en la nuca uno a otro ya que, cuando llevamos ya 1500 millas recorridas desde que salieron de Hong Kong el pasado 7 de febrero, únicamente una milla separa a MAPFRE, Dongfeng y Team Brunel, con el Turn the Tide on Plastic una decena de millas por detrás.

Por delante, la estrategia de SHK/Scallywag y team AkzoNobel les sigue dando sus frutos y ahora marchan con unas 45 millas de ventaja sobre el grupo perseguidor, aunque el barco de Simeon Tienpont ha conseguido adelantar al de David Witt en las últimas horas.

El parte de posiciones de las 1300 UTC daba al tean AkzoNobel como líder, ubicado al sur y ligeramente al oeste del grueso de la flota, mientras que Scallywag está solo, a 30 millas más al sur y bien ubicado al oeste de la flota.

“Estamos al mismo nivel que AkzoNobel, liderando la flota, yendo hacia la bajapresión, que es donde creo que la carrera se va a ganar o perder”, dijo el patrón del Scallywag, David Witt.

Scallywag y team AkzoNobel disfrutaron de una transición más suave hacia los alisios, pasando rápidamente al resto hacia el noreste, mientras sus rivales sufrían en condiciones inestables durante la mayor parte de la anoche.

“Anoche nos divertimos un poco”, explicó Peter Burling del Brunel. “Nos quedamos atrapados a poca distancia del MAPFRE y tuvimos una buena batalla durante media hora. Eventualmente logramos superarlos, así que fue bueno “.

Pero ese no fue el final de la historia

MAPFRE y Dongfeng se fueron hacia el oeste, tratando de minimizar su estancia en esas condiciones inestables. Brunel y Turn the Tide on Plastic no pudieron seguirlos y dividieron.

“Salieron disparados a 12 nudos hacia el oeste y no pudimos llegar hasta allí y fue terriblemente molesto”, dijo el patrón de Brunel, Bouwe Bekking. “Poco a poco nos alcanzó el viento, pero MAPFRE y Dongfeng lo encontraron primero y se escaparon”.

Está claro que MAPFRE y Dongfeng quieren mantenerse a la vista el uno del otro y están haciendo prácticamente un match race océanico.

“Si pudiera poner el barco en cualquier lugar, aparte de ponerlo en la línea de meta, lo pondría exactamente donde estamos ahora”, concluyó David Witt. El tiempo dirá si su optimismo está justificado.

Por otro lado, el Vestas 11th Racing ya está en Tauranga (Nueva Zelanda). Su objetivo es reparar el barco a tiempo para la salida de la Etapa 7, entre Auckland e Itajaí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *